¿Qué es la insuficiencia renal aguda?

Es un padecimiento caracterizado por el atrofiamiento de las funciones reguladoras del riñón. Esto se evidencia, en la calidad de la orina, que puede hasta contener vitaminas y minerales sin procesar o carecer de desechos, que se acumulan.

Dicha acumulación de residuos afecta la producción de hormonas, de regulación de glóbulos rojos y de la presión arterial. Esto, se asocia a trastornos y enfermedades como la hipertensión y la anemia.

¿Qué es la insuficiencia renal aguda?

Por ello, ahondaremos más acerca de este tipo de insuficiencia renal y sus características.

¿De qué se trata?

Este tipo de insuficiencia puede producirse por daños severos al riñón, sin embargo, los efectos pueden revertirse.

Aunque, debido a sus bruscos efectos, puede dañarlo irreversiblemente. Las funciones que suelen alterarse a la insuficiencia aguda son la regulación de líquidos, de electrolitos en la sangre y su labor depurativa.

¿Qué la provoca?

Existen muchas causas de la insuficiencia renal aguda, las cuales aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad, uno de ellas es la fiebre prolongada, la hipertensión y trastornos cardiacos. Otras, por quemaduras, deshidratación y disminución del flujo sanguíneo, provocado por shock o hemorragias.

También, el ingerir medicamentos que afectan el trabajo del riñón; los cálculos renales. Incluso, trastornos como la hemólisis (destrucción de glóbulos rojos) y rabdomiólisis (destrucción del tejido de los músculos) afectan gravemente a las nefronas de los riñones.

¿Qué es la insuficiencia renal aguda?

Detéctala

Hay síntomas que nos pueden ayudar a detectar fallas severas en el desempeño renal. Tales como: el entumecimiento, erupciones, diarreas con sangre, vómitos, hinchazón de los ojos y fiebre.

En algunos casos, aumenta la posibilidad si el paciente ha pasado por accidentes, operaciones, infecciones. Incluyendo, la ingesta de fármacos que afectasen la zona de los riñones.

Lee también:  ¿Qué es la insuficiencia renal crónica?

¿Qué puede ocurrir?

Lo primero, es que habrá retención de líquidos, es decir, muy pocas ganas de orinar o muy poca secreción de orina. Incluso, puede estar relacionado a cálculos renales que incluyen tratamientos inmediatos como la diálisis o la intervención quirúrgica.

También, pueden experimentarse dolores en las articulaciones, producto de excesivo consumo o automedicación de antiinflamatorios. Además, afecta la absorción de nutrientes, provocando anemia.

¿Cómo prevenirla?

Es importante mantener dentro del régimen saludable valores como la glucosa, la sal y el colesterol. Evitar, el consumo de alcohol y el exceso de diuréticos y antiinflamatorios.  Igualmente, hay que mantenerse muy bien hidratado y con una dieta balanceada.

Aunque este tipo de insuficiencia renal pueda ser revertida, los tratamientos suelen llevar tiempo para recuperar el estado óptimo del organismo.

Por lo que, debes tener paciencia y constancia antes o después de ser diagnosticado o tratado por insuficiencia renal aguda. Te recomendamos, evitar los excesos y chequearte cada seis meses con exámenes de sangre y orina.


Deja un comentario

counter