¿Qué es la nefrología?

Es una importante rama de las ciencias de la salud, dedicada al estudio de todo lo referente a las funciones renales. Es decir, de nuestros riñones, que son los encargados de filtrar las toxinas, excesos de fluidos y desechos para enviarlos hacia la vejiga.

Incluso, este campo de estudio puede relacionarse con otros sistemas del organismo.

Pues, los riñones tienen funciones reguladoras y estimulantes. Relacionándola, con campos de la medicina como la endocrinología, la cardiología e incluso, la urología.

¿Qué es la nefrología?

A continuación, sabremos de qué y para qué se forman los nefrólogos.

¿Qué estudia la nefrología?

Estudia las funciones reguladoras y estimulantes de nuestros riñones. Que son: La limpieza de la sangre, estabilización de los fluidos y electrolitos, la presión arterial, producción de glóbulos rojos, hormonas y desecho de toxinas.

Un nefrólogo debe conocer muy bien los tipos de fluidos que recorren nuestro organismo, el funcionamiento de las venas y arterias, el metabolismo y diagnostico adecuado de cualquier afección en las funciones renales. Incluyendo, los fármacos autorizados para el tratamiento de dichos trastornos.

Esta, es una especialidad de la medicina no quirúrgica.

¿Para qué se prepara a un nefrólogo?

Un nefrólogo se prepara para analizar, diagnosticar, tratar o prevenir cualquier tipo de trastorno renal. De esa manera, podrá aplicar el tratamiento adecuado y ayudar al paciente a recuperarse o llevar un tratamiento vitalicio que mantenga su calidad de vida.

Se preparan para detectar: Insuficiencia renal crónica o aguda, alteraciones renales como la anemia, inflamación del riñón (nefritis) y cálculos de riñón. Igualmente, están preparados para diagnosticar cuando se pierde sangre (hematuria) o proteínas en la orina (proteinuria).

Lee también:  ¿Qué es la insuficiencia renal bilateral?

Además, están capacitados para asesorar un cuadro de hipertensión, infecciones urinarias, anemia, incluyendo el cáncer de riñón. Empleando, métodos como biopsias, ultrasonidos, resonancias magnéticas y tomografías.

¿Por qué debo consultar a un nefrólogo?

Acudir a uno de estos especialistas es necesario cuando se sufren dolores abdominales, articulares o craneales muy severos.

También, cuando la orina tiene seguidamente un tono muy claro y experimentamos debilidad.

Es importante, realizarse chequeos con exámenes de sangre y orina para que puedan iniciar un diagnóstico y determinar si debes prevenir o tratar un trastorno renal.

La nefrología es una disciplina que concientiza a los seres humanos acerca de las funciones purificadoras de nuestro organismo. Aún más, cuando se sobrepasan los 30 y 40 años de edad. Hidratarse, ejercitarse, consumir fibra y evitar los excesos de sales, azúcar y alcohol, son formas de contribuirle positivamente a nuestros riñones.


Deja un comentario

counter